jueves, mayo 10

Julio Moracen

(Ver entradas anteriores)





ARTE/FINAL




Cautivo en un tambor tamani
coco
camino
ceiba
cementerio




Hice el viaje como un pez
Ochosí, el cazador de una sola flecha
Me engañó con azúcar
Me engañó con azúcar y melaza.
cosí










PARA COMER…




En los muros, lo que escapó del verano
Una verdadera trifulca de viejas y famélicas sequías,
Una verdadera, otra falsa
La que fue de guerras, la verdadera
Dejando los huesos apisonados con la imagen de la muerte
Congojas, la carne quema y cocina

La carne es la carne, decía mi abuela, ay que comérsela
Dejar el plato vacío para que ni se enteren que pasamos

En los muros, la escrita de lo que fue mentira disparando
“Ayer fue ese punzón del que no puedo desaplicarme nunca”
Eso es frac-tal amor mío, a través de tantas lunas no he podido desencajarlo
Me quema, me cocina, me agota
Debo quizás, escribir mí sangre en esos muros
En la parte alta, en el laberinto
Algo breve que cave su propia brevedad en el pecho,
Lo que suene,
Lo peregrino que encienda en los muros,
Lo que generó el comienzo de esta lepra.

3 comentarios:

SENZALA dijo...

AY UN BLOG DONDE MÍ SANGRE NO CAVE .

Y CON ESTOS ERRORES ORTOGRÁFICOS
SI QUE NO CABE.

Anónimo dijo...

Disculpa,pero no es una falta ortografica

el verbo es" CAVAR" hurgar,buscar en el fondo.

Anónimo dijo...

ah,disculpa la falta de mis acentos...